24 agosto, 2010

Mantén la Calma y Sigue Adelante

Mantén la Calma y Sigue Adelante: "


De un tiempo a esta parte resulta difícil (especialmente si se viaja a Inglaterra) no toparse con esta frase en todo tipo de lugares. Puede verse en camisetas, tazas, grafitis, póster, oírse en canciones y hasta da título a un álbum de los Stereophonics.








Incluso, me consta, que algunos la repiten a modo de mantra balsámico para sobrellevar el siempre duro retorno de las vacaciones (Mantén la calma y sigue adelante, queda menos de un año para las próximas… Mantén la calma y sigue adelante, queda menos de un año para las próximas…).


Sin embargo, esta frase que parece tan actual y tan  apropiada para estos difíciles tiempos de crisis, nació hace 60 años y en su momento apenas llegó a difundirse.







Ocurrió durante la II Guerra Mundial y aunque suene raro, este eslogan estaba destinado a ser la última línea de defensa de los británicos.


Poco antes de empezar la guerra y cuando ésta parecía ya inevitable, el gobierno británico encargo al Ministerio de Información que se ocupara de la propaganda bélica destinada a la población.


Su primer trabajo fue una serie de tres póster de diseño sencillo pero efectivo. Se hicieron de un único  color de fondo(verde o rojo), con un tipo de letra claro y una corona en lo más alto para dejar claro que aquello era un mensaje del rey en persona. Las frases, ideadas por civiles aunque se desconocen su identidades,  eran sencillas, explícitas, directas y sobre todo alentadoras.


Nada más estallar la guerra y en menos de 24 horas se repartieron  800.000  copias del primero de estos carteles.



Tu coraje, tu buen humor y tu resolución… Nos traerá la victoria.


Que se colocaron por todos los sitios posibles de Inglaterra.





Del segundo modelo se distribuyeron  400.000 y salió a la calle al poco tiempo del primero.



La libertad está en peligro. Defiéndela con todas tus fuerzas.


Del que nos ocupa, que fue el tercero, se hicieron también varios miles de copias pero quedaron reservadas esperando su momento. El mensaje de ese cartel era para usar solamente en un caso desesperado y como última posibilidad. Ese póster debía de ser el último aliento a la población británica pues sólo se usaría en el caso de que Alemania invadiera las Islas Británicas.


Como esto no llegó a suceder, el “Keep calm and Carry on” nunca salió de sus cajas de embalaje y solamente se  llegaron a colocar unos pocos por despiste. Casi nadie llegó  a conocer estos carteles ya que la mayoría de ellos se destruyeron o reciclaron y aquel mensaje  cayó en el olvido.


No sería hasta el año 2000 que en la librería Barter Book, dedicada a la venta de libros de segunda mano, apareciera entre algunos libros viejos un ejemplar original del póster.



El cartel original expuesto en la librería.


Al dueño de la tienda le gustó, se le ocurrió exponerlo y a partir de ahí todo vino rodado.



También, cómo no,  se han hecho parodias. “Qué cunda el pánico y ponte histérico”


Los clientes, Internet, el boca a boca…  han logrado que esa vieja frase olvidada se haya convertido en lo que actualmente es y siempre fue… una llamada a no desfallecer jamas ante nada.





Más en:


Keep calm and Carry on (Wiki inglés)


Barter Books Library (Sitio oficial inglés)


¿El póster más alentador de la historia? (BBC Inglés)


Galería de imágenes. (The Guardian)


"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada