29 julio, 2010

El Reloj más Grande de la Historia

El Reloj más Grande de la Historia: "


Reconstrucción del Horologium Augusto. Al fondo se ve el Mausoleo de Augusto y a la derecha el Ara Pacis.


Se trataba de un reloj de sol de proporciones descomunales y mandado construir por Augusto en el año 10 a.C.. Conocido con el nombre de Horologium Augusti, ocupaba la extensión aproximada de dos campos de fútbol y su gnomon (el “palito” que da la sombra) era un obelisco que medía 22 metros de altura.



Su construcción fue un deseo expreso del emperador y para su diseño reunió a los mejores científicos y matemáticos de la época. Pero mejor que yo, que nos lo cuente Plinio el Viejo quien tuvo la oportunidad de contemplarlo.






Al obelisco que está en el Campo de Marte,el


divino Augusto le atribuyó la admirable función


de medir la sombra proyectada por


el Sol, determinando así la duración de los


días y las noches: hizo colocar


placas que estaban en proporción


respecto a la altura del obelisco,


de manera que en la hora sexta


del solsticio de invierno la sombra


fuese tan larga como las placas,


y disminuyese lentamente día


a día para volver a crecer siguiendo


las marcas de bronce insertadas en


las piedras; es un aparato que merece


la pena conocer y que debe su existencia


al insigne matemático Facundo Novio.


Éste añadió, sobre el extremo, una bola


dorada que proyectaba una sombra


definida, porque si no, el extremo


puntiagudo del obelisco hubiera


arrojado una sombra imprecisa


(se dice que tomó la idea de la cabeza


humana).







El reloj estaba diseñado para que el 23 de Septiembre, equinoccio de otoño y cumpleaños del emperador, la sombra del gnomon entrara en el Ara Pacis, altar dedicado a Augusto.


También nos cuenta Plinio que pasados unos años y sin que se conociera el motivo, el reloj comenzó a marcar las horas de forma equivocada.



Al cabo de treinta años


estas medidas se hicieron erróneas.


No se sabe la causa: quizás el curso


del Sol no ha permanecido igual,


o ha cambiado por algún motivo


astronómico, o porque toda la tierra


se ha movido o simplemente porque el


gnomon se ha movido debido a sacudidas


telúricas, o porque las avenidas


del río Tíber han provocado un descenso del obelisco.



Apenas se han conservados restos del Horologium. En los Museos Vaticano se conserva la bola que estuvo en la punta.









El obelisco se partió y fue olvidado en algún momento de la edad media. En el siglo XVIII fue  recuperado, restaurado y trasladado a la Plaza Montecittorio donde aún permanece.











Del suelo sólo hay unos pocos vestigios encontrados recientemente.







Además de las marcas que indicaban los equinoccios, solsticios, los meses, días, etc, también había “avisos de climatología” como: “Cesan los vientos Etesios” o “Empieza el verano”




Ver su situación en Google Maps.


Nota Puntillosa:


Realmente el reloj de Augusto no ha sido el reloj de sol más grande que se ha construido. Recientemente, en el 2006, se construyó uno usando como gnomon la torre de la Abadía de Saint-Michel. El resultado fue tan espectacular como este…









De todos modos y en defensa del Horologium, hay que decir que el de Saint-Michel se construyó para que sólo durara un par de semanas, coincidiendo con el equinoccio de otoño.


En el vídeo puede verse, en time-lapse, como discurre la sombra… o mejor dicho, como discurre el tiempo.




Puedes ver también un precioso vídeo de tres minutos de como fue  su construcción y posterior destrucción.



Más en:


Artículo muy completo sobre el Horologium.


Horologium. (Wiki)



Página oficial del Proyecto Monte Solar en Saint-Michel.








NOTA:


A las alturas de año que nos encontramos toca eso de las listas, las estadísticas y toda la parafernalia sobre como ha ido el sitio.


Como este tipo de cosas siempre me han dado una pereza tremenda  8-)   , en la barra de la derecha he colocado las 10 Historias más leídas  de este 2009, por si alguien tiene curiosidad y con eso cubriremos el trámite. ;-)



Después de esto, ya sólo me queda que agradeceros la compañía, comentarios y lectura que tenéis la amabilidad de dejar en esta  pequeña página (grande gracias a vosotros) y desearos un 2010 por lo menos, por lo menos un poquito mejor que este…


¡¡ Feliz 2010. !!






"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada