30 julio, 2010

LA BATALLA DEL GRÁNICO

LA BATALLA DEL GRÁNICO: "
LA BATALLA DEL GRÁNICO

Cuando uno habla de Alejandro Magno lo suele hacer bajo el prisma de que fue uno de los mejores militares que ha dado la historia mundial. Sin duda, junto a él vienen otros nombres a nuestra cabeza como los de Napoleón, Aníbal, César y algún otro, todos ellos de una época superior siempre a un siglo. La perspectiva histórica, que se llama. En cuestiones militares y estratégicas, el debate puede ser vivo, aunque siempre estéril. Lo que es indudable es que la importancia histórica de Alejandro supera ampliamente a los demás.




Vista de la zona central del campo de batalla desde la retaguardia de Alejandro, mirando hacia el río. En la lejanía (A) forman los mercenarios griegos al servicio del Gran rey, en la retaguardia persa. No intervinieron en la batalla propiamente dicha. Más próximo al río forman las unidades de la excelente caballería persa (B), que a su izquierda —derecha del dibujo— comienza a moverse hacia el lugar por donde Alejandro ha cruzado el río a la cabeza de sus «compañeros». A la derecha de la imagen, parte de al caballería macedonia avanza también hacia el río, siguiendo a Alejandro (C). Al tiempo, los hipaspistas macedonios armados de lanza en vez de picas (D) actúan como bisagra entre la caballería pesada de la derecha (el «martillo») y las unidades de la falange (E) que se aprestan a cruzar el río..




«… Alejandro divisó a Mitrídates, yerno de Darío, que se había adelantado cabalgando lejos de los demás al frente de un grupo de jinetes en formación de cuña. El propio Alejandro se adelantó a la cabeza de los suyos, y golpeando con su lanza a Mitrídates en la cara dio con él a tierra (1). En esto, el persa Resaces (2) se lanzó contra Alejandro y le golpeó en la cabeza con su curvo alfanje, partiendo el casco, que pudo sin embargo retener el golpe (3). Lanzose Alejandro (4) contra él y le hincó su lanza en el pecho después de atravesarle la coraza. Ya había alzado por detrás su alfanje Espitríates (5) contra Alejandro cuando Clito, hijo de Rópides (6), anticipándosele le rompió alfanje y hombros a Espitrídates». Así narra Arriano (Anábasis de Alejandro, 1, 15, 7-8) el cruce del Gránico por Alejandro. Plutarco recoge el mismo episodio en su Vida de Alejandro, aunque con diferencias de detalle..




Desarrollo de la Batalla de Gránico


Quizá Napoleón extendiendo la Revolución Francesa se le pueda acercar. Pero el helenismo propiciado por Alejandro el grande es insuperable. Hay otra diferencia con respecto a otros líderes que salta a la vista: Alejandro fue herido en multitud de ocasiones por el enemigo, jugueteando con la muerte en más de una y dos ocasiones. Esa heroicidad, ese luchar siempre en primera línea, le distingue en la guerra por encima de todo. En el río Gránico, en la primera de las grandes batallas campales contra el Imperio Persa, a punto estuvo de morir, como bien muestra la segunda de las imágenes del libro Armas de Grecia y Roma que adjuntamos en esta entrada.

Alejandro había heredado de su padre una formidable máquina de matar llamada falange, formada por hombres que portaban una pica denominada sarissa y cuya longitud rondaba los seis metros. La acompañaba una poderosa caballería pesada y tropas auxiliares, tan efectivas ante los puntos débiles de la falange.

A Alejandro, tras esta batalla, aún le quedaba mucho por hacer. ¿Quién iba a pensar que superaría tamañas dificultades? Se enfrentaba a un imperio gigantesco, al oro persa, a la poderosa flota fenicia, a las defecciones de las polis griegas, siempre tan inquietas.




Falange helenística armada con sarissa y una profundidad normal de dieciséis líneas. Las cuatro o cinco primeras líneas de piqueros podían emplear su arma.




Falange hoplita. La profundidad variaba, pero ocho líneas era una densidad normal. Con una lanza de unos tres metros, solo las dos primeras líneas, como mucho, podían golpear de manera efectiva..
























  • Esta entrada ha sido creada por Blogs con Histora. La opinión que expone es particular, y puede o no coincidir con la del autor.



  • El autor expondrá su opinión, si procede, en forma de comentario a esta entrada o, casi siempre, en la denominada «Ventana del Autor».



  • La mayoría de las imágenes pertenecen al la serie de libros de Fernando Quesada publicados lo la Esfera de los Libros.



"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada