09 agosto, 2010

Google a la neutralidad de la red: "Quedamos como amigos"

Google a la neutralidad de la red: "Quedamos como amigos": "

Google

'Nadar y guardar la ropa', 'estar en misa y repicando'... el castellano ofrece un variado conjunto de expresiones para describir la pirueta ofrecida por Google en una conferencia conjuntan con Verizon y que ha servido para explicar su propuesta respecto a la neutralidad de la red. Por fin ya deberíamos poder responder a la pregunta, ¿sigue siendo Google 'uno de los nuestros'? ¿han traicionado los principios que permitieron su propio desarrollo o se han vendido a las telecos y a la doctrina Alierta? Como se suele decir con algunas relaciones 'es complicado'.

Es complicado porque Google tiene problemas de madurez. Le siguen encantando el discurso e su adolescencia, todo aquello del 'don´t be evil', 'nos encanta ser abiertos', 'la vida no nos va a cambiar, no somos como los demás'. Pero también empieza a aceptar algunos ajustes de sus principios con la realidad de los mercados. Con la neutralidad de la red en su propuesta se refleja esta doble alma del gigante de internet: juran y perjuran que no aceptan la discriminación del tráfico por parte de las telecos a favor de sus servicios o de quien más les pague, que ellos creen en una 'internet abierta', que nunca pagarán porque Verizon o cualquier otro de prioridad a sus servicios sobre los de cualquier pequeña startup. Pero claro, también hay excepciones que hay que comprender a tanta apertura y tanta neutralidad.

¿Dónde están estas excepciones que Google acepta y recomienda? En el internet móvil cuyo control ostentan las operadoras, 'diferente al internet cableado porque es más competitivo y cambia rápidamente'. Ahí si es tolerable un poco de discriminación siempre que se haga 'con transparencia': prohibir la Voz IP, el P2P o reservan ancho de banda para las videollamadas del operador. Tampoco habría que cerrarse a la existencia de 'nuevos servicios' a los que no aplique la neutralidad de la red. Algunos de ellos ya los conocemos, como es el caso de los IPTV tipo Imagineo, para los que el operador de turno reserva ancho de banda especial, pero podría haber más. ¿Qué parte de los servicios se desplegarán de forma privilegiada si se aceptan las recomendaciones de Google? Mencionan educación, servicios de salud, videojuegos y entretenimiento. Dos internets, una 'abierta y neutral', otra no. Al final tenemos que Google necesita que se desplieguen redes, que las telecos inviertan en desarrollo de infraestructuras y también quiere ser la plataforma en que se integren los nuevos servicios.

Es una forma de romper como otra cualquiera. 'No eres tú, soy yo', 'necesito un tiempo'... en Google han elegido una especie de 'quedamos como amigos'. Quienes esperaban una traición completa se sentirán algo defraudados, quienes pensaban en una resistencia frontal y bizantina a las teleco y algunos gobiernos, todavía más. Será la penitencia que tendrá que pagar Google: sus anteriores compañeros de viaje le señalarán como a un traidor por mucha retórica de niños buenos de ONG que mantenga; sus nuevos aliados no esconderán la satisfacción al ver que, al cabo del tiempo, Google y ellos son capaces de hablar el mismo idioma.





"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada