30 septiembre, 2010

10 predicciones de la ciencia ficción que pueden devenir o han devenido en realidad

10 predicciones de la ciencia ficción que pueden devenir o han devenido en realidad: "
Si algo no se le puede negar a la ciencia ficción es la capacidad de asombro, el sentido de la maravilla, el poder de fascinación y anticipación de muchos de los descubrimientos científicos y técnicos que llegarían con el tiempo a hacerse realidad. De las prolíficas y creativas mentes de los autores de ciencia ficción han salido las ideas más audaces y atrevidas. Muchas de ellas se convirtieron tiempo después en realidades científicas. Otras, en cambio, aún siguen esperando ser descubiertas por el mundo de la ciencia. A continuación os dejo una selección de mis 10 favoritas, con algunos de sus precedentes.




1.
Cohetes espaciales

Ya en el siglo XVII se especulaba con los viajes más allá de nuestro planeta y la llegada a nuestro vecino más próximo, la Luna. En 1662 Cyrano de Bergerac publicaba su 'Viaje a la Luna'. En 1897, John Munro, en su obra 'A Trip to Venus' sugería el uso de cohetes de fases con combustible líquido. El pionero Konstantin Tsiolkovsky daba a conocer sus ideas científicas bajo la forma de una novela titulada 'Outside the Earth'. Jack Williamson abordó el tema de los cohetes espaciales en 'La legión del espacio' allá por 1934. Otras obras míticas salieron de las imaginaciones de Robert Heinlein en 'Rocket Ship Galileo' (posteriormente, se filmaría el clásico del cine 'Destination Moon', basada en la novela) y de Ray Bradbury en 'Crónicas marcianas', ambas publicadas en 1947.

En 1969, Neil Armstrong dejaba la primera huella humana en la superficie de la Luna.

2.
Antigravedad

Obras pioneras en el tema de la antigravedad o gravedad repulsiva son 'Across the Zodiac' (Percy Greg, 1880), 'Willmoth the Wanderer' (C.C. Dail, 1890), 'A Journey in Other Worlds' (John Jacob Astor, 1894). Pero sería H.G. Wells quien le diese al tema el papel central en su célebre 'Los primeros hombres en la Luna', publicada en 1901 y que sería llevada al cine en 1964, bajo el sugerentísimo título de 'La gran sorpresa'. En la narración de Wells, el profesor Cavor descubre una sustancia con poderes antigravitatorios y la utiliza para propulsar y dirigir una nave esférica hacia la Luna. Otras obras posteriores que se pueden citar son 'Who Goes There?' (John W. Campbell, 1938), 'What Goes Up?' y 'The Cruel Sky', ambas de Arthur C. Clarke y editadas en 1955 y 1966, respectivamente y 'Cities in Flight' (James Blish, 1970).

En la actualidad no tenemos certeza científica sobre la existencia de la antigravedad, pero ahí está el enigma de la energía oscura para recordárnosla.

3. Invisibilidad

'El hombre invisible' es uno más de los clásicos debidos a el padre de la ciencia ficción H.G. Wells. Publicada en 1897, narra la historia del arquetipo de científico loco poseído por sus ideas hasta el punto de hacerle creer que está imbuido de poder divino.

La tecnología actual no ha sido aún capaz de lograr la invisibilidad total de un cuerpo humano, pero en cambio sí que se han alcanzado importantes avances parciales.

4. Universos paralelos

La noción de universo paralelo, también llamado mundo paralelo o universo alternativo, tiene sus raíces en los cuentos de hadas y en el 'plano astral' de los espiritualistas y místicos.

El libro clásico sobre universos alternativos es 'Planilandia', escrito en 1884 por Edwin Abbott. En él se habla de un universo de tan sólo dos dimensiones. Abbott lo escribió con la intención de explicar matemáticas de una forma entretenida. Otras obras tempranas que tratan el tema de los universos paralelos son 'La historia de Plattner' (H.G. Wells, 1897), 'La casa en el confín de la tierra' (William H. Hodgson, 1908), 'Los piratas fantasmas' (mismo autor, 1909), 'The blind spot' (Homer Eon Flint and Austin Hall, 1921), 'Locked worlds' (Edmond Hamilton, 1929) y 'The fifth-dimension catapult' (Murray Leinster, 1931).

En 1957 Hugh Everett III publicó una tesis doctoral en la que proponía una interpretación alternativa a la mecánica cuántica. Su idea central era la existencia de un multiverso formado por universos paralelos.

5. Láseres y pistolas de rayos

Las pistolas de rayos eran comunes en las historias de ciencia ficción durante las décadas de los años 20 y 30 del siglo XX. Personajes como Buck Rogers o Flash Gordon hacían las delicias de los aficionados. En 1928 aparecía otra de las obras clásicas de la ciencia ficción, nada menos que 'The Skylark of Space', de E.E. 'Doc' Smith.

El primer láser fue construido por Theodore Maiman en el año 1960.

6. Teletransporte

El protagonista de la novela 'El mundo de los No-A', de A.E. van Vogt, publicada en 1945, se teletransporta a cualquier sitio deseado sin más que memorizar la localización exacta del mismo con ¡17 cifras decimales!

Pero probablemente la primera máquina teletransportadora aparece en 1957, en el relato breve 'La mosca' de George Langelaan, llevada a la gran pantalla con el mismo título al año siguiente. Pero sería Star Trek, la serie televisiva, la encargada de llevar el concepto del teletransporte al gran público durante los años 1960.

En los últimos años, partículas elementales han sido teletransportadas en los laboratorios de física aprovechando el efecto cuántico denominado entrelazamiento.

7. Clonación

La novela emblemática sobre la clonación es, sin ninguna duda, 'Un mundo feliz', de Aldous Huxley, publicada en 1932. Otra obra pionera en el mismo campo es 'When You Care, When You Love' (Theodore Sturgeon, 1962), donde un individuo es clonado a partir de sus propias células cancerosas.

El primer clon de un vertebrado se consiguió en 1967. Se trataba de una rana sudafricana y su 'creador' fue el biólogo británico John Gurden. Treinta años después, en 1997, el escocés Ian Wilmut clonaba el primer mamífero adulto: la oveja Dolly.

8. Exoesqueletos

Los soldados de infantería encargados de aniquilar a las criaturas alienígenas en 'Starship Troopers', la novela de Robert Heinlein publicada en 1959, iban equipados con exoesqueletos que les permitían correr más rápido y saltar por encima de obstáculos insalvables para un ser humano sin el mismo equipo. En 1963 surgiría, de la mano de Stan Lee, Iron Man, el superhéroe de la compañía MARVEL. El concepto de exoesqueleto adquiría con él un nuevo rango, haciendo prácticamente invulnerable a su poseedor, Tony Stark.

Actualmente, compañías como Sarcos han fabricado los primeros modelos. Se pueden alquilar por unos cuantos miles de euros.

9. Nanotecnología

En un nanómetro sólo cabe 1/75.000 de la anchura de un cabello humano, es decir, unos 4 átomos.

En 1956, Arthur C. Clarke, ideó maquinitas de tamaño micrométrico (una micra son mil nanómetros) en 'The Next Tenants'. Robert Silverberg, en 1969, publicaba 'How It Was When the Past Went Away', donde unos dispositivos, esta vez de tamaño nanométrico, eran usados como componentes de un bafle estereofónico.

Probablemente, la idea de la nanotecnología surgiera de la mente de Richard Feynman, aunque fue K. Eric Drexler quien haría popular el término en su libro de 1987 'Engines of Creation'.

La nanotecnología es hoy una realidad científica que mueve miles de millones de euros cada año en investigación.

10. Ascensor espacial

Fue inicialmente propuesto en la novela de Arthur C. Clarke 'Las fuentes del paraíso', en 1979. El mismo año también vio la luz 'La telaraña entre los mundos', de Charles Sheffield. Ha hecho su aparición estelar, asimismo, en series televisivas de ciencia ficción y en videojuegos.

Nuevos materiales como los nanotubos de carbono pueden estar a punto de hacer realidad este sueño de la ciencia ficción más especulativa.

Quién sabe qué maravillas nos aguardan aún. ¿Cuáles son tus preferidas?


Fuente: The Science in Science Fiction: 83 SF Predictions That Became Scientific Reality. Robert W. Bly. 2005.


"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada