04 agosto, 2010

"Muerte en Venecia" Isola di San Michele

"Muerte en Venecia" Isola di San Michele: "
Panorámica de 'Isola di San Michele' donde se aprecia su muralla que le da un aspecto de fortaleza flotante.

Si tienes el suficiente dinero tal vez puedas vivir en Venecia pero aunque quieras no podrás ser enterrado en su saturado cementerio. Durante el tiempo que las tropas napoleónicas gobernaron la ciudad de los canales, se comprobó lo insalubre de la urbe debido al estado de las tumbas dispersas por toda la ciudad. Así que se decidió que tan infecto lugar necesitaba un sitio para enterrar a los venecianos. Un gran problema en una ciudad donde no se puede excavar más de unos metros sin encontrar agua.


Vista aérea de San Michele, 'La Isla de los Muertos'. Ver en Google maps.

La isla elegida fue la de San Michele, monasterio de los monjes camaldulenses, construido en 1469, la obra renacentista mas antigua de Venecia. Una isla única en el mundo dedicada enteramente a la muerte.


San Cristoforo, San Michele y Murano cuadro pintado por el pintor veneciano Canaletto.

Cercana a la turística isla de Murano puedes visitarla tomando uno de los numerosos 'vaporetto'. Podrás pasear por este enorme camposanto con un perfecto trazado ortogonal. Dividido en diferentes áreas de enterramiento: católicos, judíos, evangélicos y ortodoxos. E incluso con sectores separados de marineros, soldados, monjas, sacerdotes etc.

Encontraras un lugar tranquilo alejado de las multitudes, en un estado de elegante decadencia, no muy diferente a la propia Venecia. Con numerosos y esplendidos sepulcros de ilustres personajes como el de el compositor Ígor Stravinski hasta el del entrenador de fútbol Helenio Herrera.

Ahora en la actualidad tras doscientos años el terreno libre escasea en 'La Isla de los Muertos'. Para ello en 1998 se convocó un concurso para su ampliación. Y de entre los prestigiosos arquitectos que participaron resultó ganador David Chipperfield:

Vía 1, 2, 3, 4, 5, 6 y 7

Una entrada dedicada a un 'veneciano' de Barcelona el gran Cabovolo. Una historia que combina en un solo lugar sitios que me gustan, extrañas islas y silenciosos cementerios.

Entradas relacionadas:
El cementerio Alemán de Cuacos de Yuste
Allá donde mira la Gran Esfinge de Giza
La tumba de Victor Noir, una estatua con una erección post mortem
Los Médicos de la Peste
De como un ciego se convirtió en el mayor viajero de la historia
El cementerio de las deudas
La isla de plástico
Un tumba olvidada en mitad del desierto
Una isla entera fotografiada en alta definición
Glastonbury Tor, un laberinto prehistórico
El lugar donde acaban los reyes: El Pudridero
Las Islas Salvajes ¿españolas o portuguesas?
"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada