04 agosto, 2010

la belleza que nadie mira, las voces que nadie escucha

la belleza que nadie mira, las voces que nadie escucha: "
Madrid, maldita o bendita, aún no sé.
Me pierdo a diario por tus esquinas, y tus recuerdos, los que comparto contigo.
Madrid, ciudad de crápulas y vagabundos, de repugnantes ricos vestidos de marca, de sueños perdidos, de esperanzas quemadas.
De desatinos, de desengaños, de demandas inalcanzables.
De desiertos de agosto, de de
leites imposibles.
De deseo, de decirte te quiero.
De dejar de quererlo, de desgaste, de deriva... de desamparo.

De deseo, de decirte te quiero.

De destino, de destinos.

Madrid. Bendita y maldita.


"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada