30 noviembre, 2010

El problema llevaba mi nombre

El problema llevaba mi nombre: "
Kristan Le
Ahora comprendo
que no era yo tu nostalgia.
Acaso
una arruga en tu camisa,
una pelusa fuera de su rincón.

Que tu tiempo
nunca fue mi tiempo,
aquí, en el hemisferio
que inventé para nosotros,
donde los no-hechos
marcaron nuestra diferencia,
derrotándome.

Que tu espacio
no hacía concesiones.
Que no se te daba bien
eso de la fe.
Que te costaba la alegría.

Que el silencio que habitas
es el túnel que no acabas
porque soy yo quien espera
al otro lado.
"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada