20 noviembre, 2010

Un universo oscuro (y III)

Un universo oscuro (y III): "


Y llegó el momento en que la Edad Oscura terminó y comenzó el Renacimiento Cósmico: aparecieron las primeras estrellas, galaxias y cuásares (unos objetos increíblemente brillantes cuyo motor es un agujero negro con una masa de miles de millones de veces la del Sol). Al igual que la bruma de la mañana se disipa con los primeros rayos del Sol, la luz de estos primeros objetos cambió el aspecto del universo. Los átomos de hidrógeno -el componente esencial de esa bruma cósmica- perdieron sus electrones, con lo que las nubes de gas dejaron de ser opacas y se volvieron transparentes. Desde el observatorio de Mauna Kea, en Hawai, los astrónomos han sido capaces de encontrar tanto zonas claras como las regiones oscuras producto del gas opaco de la Edad Oscura.


Ahora bien, ¿cuándo se produjo la descarga creadora en el universo? ¿Cuándo surgieron las primeras estrellas, las primeras galaxias? No está muy claro, pero todo apunta a que aparecieron alrededor de mil millones de años después de la Gran Explosión. A partir de entonces se dio un proceso acelerado de creación que alcanzó la cúspide, con la mayoría de las estrellas y galaxias actuales ya formadas, entre 5.000 ó 6.000 millones de años después del Big Bang. Entre las galaxias más lejanas se encuentra una pareja descubierta por un grupo de tres astrónomos japoneses del Subaru Deep Field Project. Estas dos galaxias están en la constelación de Coma Berenices a una distancia de 12.800 millones de años-luz de nosotros. En un universo que se supone tiene 13.700 millones de años de edad esto significa que la luz que hoy recibimos salió de aquellas galaxias cuando tenía tan sólo 900 millones de años de edad. Así fue como, poco a poco, se fueron encendiendo pequeñas fogatas que disiparon la bruma que envolvía al universo en un ominosa oscuridad. Al final, se hizo la luz.



"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada