18 noviembre, 2010

"Tomé la decisión de no rajarme, ahora menos que nunca". Policías Federales, a la caza de estudiantes: ahora atacan a Adrián y a Xavier

"Tomé la decisión de no rajarme, ahora menos que nunca". Policías Federales, a la caza de estudiantes: ahora atacan a Adrián y a Xavier: "












Siguen adelante: en una Ciudad Juárez que se resiste a morir. Aunque saben que no tienen ninguna protección y que se enfrentan a las balas, torturas y amenazas de las autoridades. No a las de los (tradicionales) narcotraficantes:

'Muchas gracias por la solidaridad y el apoyo. Significa la vida para mí. Tomé la decisión de no rajarme, ahora menos que nunca. Por mi familia (a quienes me duele en el alma estar poniendo en riesgo), mis amig@s, mis compañer@s. Por Juárez, Chihuahua, México y el mundo mejor que todos juntos podemos hacer posible. Democracia, Paz, Libertad, Justicia, Verdad y Amor, ese es el ideal'.

Son palabras de Adrián Luján, recién egresado de diseño por la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez. Este mediodía, los Policías Federales -envíados por el Presidente de México Felipe Calderón en su llamada guerra contra el narcotráfico- fueron tras Adrián Luján: mientras más familias lloraban a los asesinados de hoy. Con sus niños huérfanos. Como todos los días. En una Juaritos que ya no existe.

Después de agredirlo, le obligaron a que se tomara fotos con un arma, entre otras violaciones de derechos humanos. Quizá para presentarlo en un futuro como un sicario. Como lo han hecho anteriormente con varios chivos expiatorios: inocentes convertidos en culpables por las autoridades cuando sienten la presión de los medios. O para asustarlo si continúa denunciando y trabajando por la paz: lo que no hacen las autoridades.

Pero no pudieron callar a Adrián, que retransmitió recientemente en vivo y por internet, el primer Foro contra la Violencia y la desmilitarización, a pesar del ataque de los Policías Federales a la undécima Kaminata de la muerte: donde casi matan (de un tiro en la espalda y dentro de la Universidad) al estudiante de sociología Darío Alvarez Orrantia. Hace casi dos semanas.

Adrián denunció públicamente la agresión de las fuerzas envíadas por el presidente Calderón contra la marcha pacífica. Realizó declaraciones a los medios. Organizó ruedas de prensa.

Su compañero Darío sigue en el hospital. Luchando por volver a ser el mismo. Con más operaciones quirúrgicas. El número de agresiones de los federales a los universitarios continúa. Y en lugar de matar su voz la hacen crecer. Ahora, le tocó a Adrían, que escribió el comunicado que está tras el texto.

Pero no todo acaba aquí: porque la persecución de las fuerzas de seguridad a estudiantes continúa. Otro universitario más, en este jueves 11 de noviembre: los Policías Federales irrumpieron en la casa de Xavier Ordóñez, lo golpearon y amenazaron a su familia: en el día en que la Asociación Estudiantil Juarense -que nació tras el ataque de los federales a la marcha del 29 de octubre- comenzó un nuevo proyecto llamado Pistolitas por Libros, que llevará a las colonias libros para los niños a cambio de sus juguetes bélicos.

Los jóvenes consiguieron 97 libros en unas tres horas, con proyección de película incluída. Y el sábado partirán en una caravana para entregarlos por diversas colonias, creando bibliotecas comunitarias. Será la primera de muchas, donde surgirán espacios de diálogo entre las comunidades.

A pesar de esta caza de estudiantes de la Policía Federal en esta ciudad fronteriza con Estados Unidos está el norte para acabar con este genocidio que está sufriendo Juárez, México. Para el sábado 20 de noviembre -el día que se celebra el centenario de la Revolución de México- los universitarios han convocado una marcha 'a favor de la desmilitarización: por una vida sin miedo, una Revolución sin armas'. Partirá a la 1,30 de la tarde desde la Avenida de Las Torres al monumento de Francisco Villa. Y animan al resto del país a unirse en manifestaciones simultáneas.

'No nos intimidan las balas y vamos a continuar', me dice Julián Contreras, licenciado de letras. 'Seguiremos hasta sacar a los federales y militares, que son los responsables e impulsores de toda esta violencia desde que ellos llegaron a la ciudad. No hay una guerra contra el narcotráfico. Hay un exterminio de gentes vulnerables'.

A Contreras, de 29 años, lo despidieron el año pasado de la secundaria en donde trabajaba porque el director tenía miedo de que lo mataran delante de sus alumnos. Por sus protestas. En este tiempo, ha fundado junto con los vecinos de la colonia Villas de Salvárcar una biblioteca (de una casa abandonada, y en tres semanas), un dispensario médico, ayuda a niños en sus deberes escolares, imparte talleres para ofrecer a los jóvenes sin recursos un futuro alejado del olvido de las autoridades. Todo gratis.

Come cuando puede.

Os dejo con las voces de Adrián Luján y Xavier Ordoñez: los agredidos de hoy (que se sepa) por la Policía Federal. Esta es su denuncia pública, en dos comunicados:

1. Mensaje de Redes Universitarias Ciudad Juárez sobre Adrián:

A la opinión pública, a los medios de comunicación, a los pueblos de México y el mundo,

En el contexto de guerra irregular urbana que se vive en Ciudad Juárez, producto de la fallida estrategia del malgobierno federal de supuesto combate al crímen organizado, la movilización social de izquierda juarense ha sido nuevamente agraviada. Redes Universitarias Ciudad Juárez, comité en apoyo al movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, denuncia la privación ilegal de la libertad de que fue víctima por más de dos horas, por parte de la Policía Federal, el compañero egresado del Programa de Diseño Gráfico de la UACJ, Adrián Fuentes Luján, el mediodía del jueves 11 de noviembre de 2010. Se ha realizado la denuncia de hechos correspondiente ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y con Diputados compañeros del movimiento obradorista.

Con el pretexto de realizar una 'revisión de rutina', tres agentes cuyo número de unidad se desconoce, detuvieron a nuestro compañero cuando circulaba en su automóvil por la Av. Insurgentes, en dirección a la Calle Libertad. Le ordenaron bajar, entregar su teléfono celular y papeles del autómovil. A punta de golpes, electrochoques, amedrentamiento verbal y psicológico, el compañero fue sometido en la parte trasera de la cabina de la unidad y llevado a desconocido lugar de reunión de policías federales y después, llevado a un campo algodonero cercano al cruce entre Blvd. Juan Pablo II y Av. Francisco Villarreal Torres, donde fue liberado frente a su automóvil y amenazado de no denunciar la agresión de que fue objeto. Fotografías de su rostro y de él portando un arma de fuego, información personal y datos de su familia fueron tomados por los agentes. Su teléfono y licencia de conducir, no le fueron regresados.

Este hecho representa sólo una muestra más de los cotidianos agravios en la impunidad a los que es sometida la población juarense, por parte de la policía federal en esta victimizada ciudad. Lugar donde confluyen la cara más atroz del neoliberalismo tardío y el belicismo fascista del malgobierno. Redes Universitarias Ciudad Juárez responsabiliza al director de la Operación Coordinada Chihuahua y a la policía federal, al Gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez y a quien usurpa el cargo de presidente de la república, Felipe Calderón, de cualquier agresión de que pueda ser objeto tanto él como su familia.

Atentamente,

¡Sólo el pueblo organizado salva a la Nación!

¡Ciudad Juárez no es cuartel, fuera Ejército de él!

¡JUSTICIA para nuestr@s muerto@s, herid@s y desaparecid@s!


2. La agresión a otro universitario, a Xavier:

Hoy (jueves) en la madrugada, un grupo de aproximadamente 30 Federales irrumpieron en el domicilio del compañero universitario Xavier Ordóñez Neyra (3er. semestre de Mecatrónica), ubicado en C. Benito Álvarez #22 en el poblado de San Isidro, en el Valle de Juárez.

La familia nos informa que alrededor de las 2 de la mañana irrumpieron violentamente sin orden de Cateo. Xavier al abrir la puerta de su cuarto fue golpeado en el pecho con la culeta del arma por un federal, en ese momento el federal lo tomo de la camisa y lo arrojó al suelo para posteriormente patearlo.

Los (policías) federales también rompieron a patadas la puerta del cuarto del hermano menor (14 años), ante esto Xavier se intento parar para defender a su hermano, pero los federales lo volvieron a someter a golpes.

El padre de Xavier también fue sacado de su habitación a golpes junto con su primo político Daniel Angel Vázquez Montecinos.

El que daba las órdenes al resto de los federales, preguntó al papá de Xavier si este se llamaba Arnoldo. A lo que este respondió que sí. El mando dio la orden de encapucharlos y ponerles mas manos en la nuca pasándolos al patio, semidesnudos y descalzos, en el caso de don Arnoldo con el rostro cubierto con su propia camisa.

En otro de los cuartos un grupo de Federales retuvieron a la madre de Xavier junto con una de sus hijas (10 años) y el hermano de 14 años.

A Xavier y a su padre los pusieron en medio patio con las manos en la nuca y con la cabeza agachada. La raron era para que, según el mando de los federales, otra persona los pudiera identificar, lo extraño es que alrededor no se veía otra persona que no fueran federales, nos platica la familia.

El mando pregunto: ¿Es él? (echándole las luz en el rostro a Xavier).

A lo que una voz entre los federales respondió: No.

Volvió a preguntar lo mismo pero señalando a Don Arnoldo de la misma forma.

La misma voz respondió con titubeo para terminar con un No! En eso el mando de los federales dio la orden: Bájenme al otro cabrón!

Los federales sacarón a culetazos al primo de Xavier, Daniel Angel Vázquez Montecinos. Ya en el patio, al echarle la luz en el rostro, el mando volvió a preguntar lo mismo. Y la misma voz respondió con titubeo un nuevo siseo para terminar con un No! A lo que el mando respondió categórico: Sí, sí es él! , a lo que los federales respondieron llevándoselo a unos 10 metros de donde estaban, donde Xavier puedo ver que los federales empezaron a torturarlo con la llama de soplete en la espalda descubierta de Daniel.

Daniel empezó a gritar y a patalear. Mientras esto pasaba los federales cuestionaban a Xavier y a su papá de que si no decían donde estaban las armas, los siguientes serían ellos. A lo que Don Arnoldo respondió: Aunque me hagan eso yo no puedo decirles lo que ustedes quieren oir!

A Daniel lo seguían torturando, hasta que Daniel gritó Ya estuvo les voy a decir en donde están las armas! Y Daniel llevo a los federales a darle la vuelta a la casa, y al terminar la vuelta Daniel les dijo: Ya ven no hay nada! Y el federal que lo llevaba le respondió: Que no dijiste que ahí estaban las armas, para que se te quite te va a tocar doble!

Otro federal al ver a Daniel un poco retirado de los federales, dijo, que no se les pele el Gordo (Daniel) porque si no lo cueteo. Nada más no hagan ninguna tontería, porque si matan a uno, tendremos que matar a todos.

A Daniel se lo llevaron hacia fuera y se oyeron vehiculos arrancar.

Paso un rato, hasta que uno de los federales, que no era el anterior mando, dio la orden : Métame esos dos!!, ya en la cocina Xavier y su papá fueron sentados con la cabeza baja, Don Arnoldo seguía con el rostro tapado con su misma playera. Uno de los federales le dijo a Xavier, No te preocupes no te van a hacer nada! Ahí permanecieron mientras alcanzaban a escuchar que a su mama la interrogaban de esta forma:

¿Quién es esta niña hermosa(8 años) que está en la foto? A lo que la madre respondió que era su hermana.

En ese momento la mama pidió ir al baño a lo que el federal cuestionó que si el podía estar presente mientra ella estaba en el baño. A lo que la madre respondió que ella no le estaba faltando al respeto, para que el se lo faltara a ella.

A Xavier y a su papá los llevaron a la sala donde permanecieron aprox. una media hora, los federales se comunicaban con claves, hasta que un federal le dijo al otro, sin clave que ya habían llegado y que en otra casa habían encontrado armas.

Después de un rato entraron los federales con Daniel visiblemente golpeado e hinchado.

El mando preguntó a los federales que se quedaron en la casa, ¡¿Dónde están los otros? A lo que los federales respondieron que en la sala.

Este mando le dijo a Daniel: Súbete! ( a una habitación en la planta de arriba)

Un grupo de 5 de los federales separaron a la mamá de Xavier de sus hermanos menores y la mandaron al cuarto donde estaba Daniel. Ya en el cuarto otro federal le dijo a la mama de Xavier: La tengo que revisar para ver si no tiene armas! El federal manoseo morbosamente a la señora .

Ya con Daniel en el cuarto, este le le dijo a la Señora: No se haga usted sabe donde están las armas. La mamá respondió: de que me esta hablando Daniel? Uno de los federales dijo: Ya ve señora, usted sabe como está el rollo, no me quiera ver la cara de pendejo.

La mamá le respondió a Daniel: Por qué me hace esto Daniel, usted sabe que esto no es cierto, yo no expondría a mi familia de esa forma! NO tenga miedo de decir la verdad, no porque lo hayan torturado, sabe bien que si ellos quieren parar paran, si no no!

Uno de los mandos dijo a los federales señalando a Daniel, Ya súbanlo!

En eso bajo uno de los federales de arriba y le dijo a otro de los que estaban abajo en la sala cuidando a Xavier y a su papá. – Dónde están las esposas que se me hace que me voy a llevar a la señora! El otro federal le respondió: no traigo!

En eso el mando habló con la mamá de Xavier, y le dijo que si ellos denunciaban iba a regrezar por Xavier su hijo y por ella y que del hoyo donde los iba a enterrar nadie los iba a sacar.

En eso se retiraron los federales llevando de a Daniel Angel Vázquez Montecinos. Hoy en la mañana casa de la pareja de Daniel fue incendiada.

La familia tiene mucho miedo, pero a decidido denunciar públicamente esta barbaridad. Urge apoyarlos y buscar los apoyos necesarios para garantizarles su integridad.

La familia es conocida en el pueblo por ser gente de bien, y denunican los abusos a los que fueron sometidos, exigen que les devuelvan a Daniel y que paren las amenazas sin sentido.

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada