17 noviembre, 2010

50 soluciones a la paradoja de Fermi (15ª solución): ... y navegan continuamente por la Red

50 soluciones a la paradoja de Fermi (15ª solución): ... y navegan continuamente por la Red: "
En la solución nº 7 habíamos contemplado la sugerencia del autor de novelas de ciencia ficción Stephen Baxter acerca de nuestra existencia en una realidad virtual. ¿Qué tal si le damos la vuelta a la hipótesis del planetario y proponemos la siguiente solución a la paradoja de Fermi: puede que las CETs sean capaces de generar realidades virtuales para su propio uso y disfrute? Quizá no hayamos sabido nada de ellos porque prefieren quedarse en sus hogares y gozando de una poderosa e interesante realidad virtual.

Resulta bastante fácil imaginar escenarios en los que una CET podría elegir desconectar del mundo real y, en su lugar, vivir en uno virtual. Por ejemplo, suponed que sus físicos hubiesen hallado una teoría del todo, y que sus biólogos hubiesen descubierto los misterios de la vida y supiesen manipularlos a nivel bioquímico, y que sus filósofos hubiesen sido capaces de combinar todos los descubrimientos científicos en un modelo consistente de todo el conocimiento. En resumen, admitamos que su ciencia estuviese completa, que todo hubiese ya sido descubierto. Más aún, imaginaos que sus ordenadores fuesen extraordinariamente potentes y que todo estuviese conectado directamente a sus cerebros mediante interfaces extraordinariamente avanzadas. Y, por último, admitamos que una CET como ésta hubiese llegado a la conclusión de que el viaje interestelar, aunque factible, resulta enormemente difícil o costoso como para merecer el esfuerzo. Puede que, en tales circunstancias, los alienígenas optasen por abandonar la exploración y/o colonización de otros mundos. Podrían, en su lugar, decidirse por investigar realidades virtuales, mucho más estimulantes y atractivas.

La verdad es que no tenemos ni idea si un escenario como el que acabamos de describir es probable. Así, se puede discutir todo lo que se desee sobre si la ciencia puede tener o no un final. Puede que esto no suceda nunca, que siempre queden metas por alcanzar, descubrimientos por hacer. Pero también puede ser razonable suponer todo lo contrario, es decir, que el universo se rige tan sólo por unas cuantas leyes físicas que explican todos los fenómenos observables. Por otro lado, se podría argumentar que resulta imposible generar una realidad virtual lo suficientemente convincente como para poder hacerla pasar por la realidad en la que vivimos. Ya discutimos también en la solución nº 7 que las exigencias a nivel de potencia de computación para tal propósito eran desorbitadas. Sin embargo, hay que distinguir entre ambas situaciones. Aquí nos estamos refiriendo no a engañar al resto de civilizaciones haciéndoles creer que la realidad artificial en la que viven es auténtica para ellos, sino más bien que la CET avanzada sea capaz de generar una realidad virtual con la que se autoengañan a sí mismos, pero de forma consciente. Y esto no requiere, ni mucho menos, unas necesidades informáticas comparables. Todo lo que necesitan, todo lo que se requiere para las simulaciones es, simplemente, satisfacer las necesidades de los participantes.

A quienes no convenzan todos los argumentos previos, os sugiero que os planteéis la siguiente pregunta: ¿de tener la opción de disponer de los medios necesarios para experimentar, en ambientes totalmente controlados y seguros, aventuras como un paseo por Marte, una cacería de dinosaurios, marcar el gol de la final en un campeonato mundial de fútbol o de disfrutar del sexo con 27 mujeres (u hombres, según vuestras preferencias) al mismo tiempo, cuántos no optaríais por ello? ¿No os habéis fijado en cómo se relaciona mucha gente hoy en día, con ayuda de ordenadores y redes sociales como Twitter, Facebook o Tuenti? ¿No sería infinitamente mejor que ver la TV, con todo el tiempo que empleamos en ello?

Sea como fuere, hay que admitir que por muy atractiva que parezca la situación anterior, siempre nos cabrá la duda de considerar si absolutamente todas las CETs optarían por la solución a la paradoja de Fermi que acabo de describiros en los párrafos precedentes. Al igual que algunos de nosotros preferimos interactuar y relacionarnos con humanos de carne y hueso en lugar de hacerlo a través del ordenador, ¿acaso no habrá también CETs que piensen de la misma manera y no limitarse a comportarse como meros 'vegetales cyberpunks'?

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada