08 noviembre, 2010

Cultura general como método criptográfico

Cultura general como método criptográfico: "Hace más de cuatro años, cuando este blog era bilingüe, comenté cómo los indios navajos y los choctaw ayudaron a mantener las comunicaciones seguras y fuera del alcance del enemigo en las guerras mundiales. Los aliados contaban con ellos entre sus tropas para que, hablando su idioma, los mensajes fueran incompresibles para el enemigo. La curistoria de hoy es similar, y también me recuerda a otra que conté sobre el General Bradley y una triquiñuela de los nazis en las Ardenas.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el mundo no era tan plano como hoy (usando la idea de Thomas L. Friedman en su libro “The world is flat”), es decir, no existía la famosa globalización y por lo tanto los conocimientos culturales de unos países con respecto a otros no eran muy significativos. Los japoneses, por ejemplo, no conocían en profundidad la cultura de los EEUU y mucho menos detalles del día a día o del momento. De esto se aprovecharon las tropas de EEUU para mantener seguras sus comunicaciones.

Por ejemplo, para transmitir un determinado número, se usaban mensajes como: “Empieza por la edad de Jack Benny, y luego…”. El personaje de Jack Benny era muy conocido en los EEUU. Era un violinista tacaño y vanidoso que protagonizaba un programa de radio y que hacía muchas referencias a su edad, diciendo que tenía 39 años a pesar de ser un hombre mucho mayor.

En ocasiones, como vemos, las soluciones más sencillas son las más útiles. Los japoneses investigaron sobre Jack Benny y puntos similares y no lograron llegar a ningún lado.



"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada