29 octubre, 2010

¿Por qué las semanas tienen siete días?

¿Por qué las semanas tienen siete días?: "
Como ya se propuso por aquí en ¿por qué los días tienen 24 horas?, las mediciones y divisiones del tiempo pueden parecer a priori arbitrarias, pero todas ellas tienen un fundamento histórico. Para encontrar la razón por la cuál las semanas tienen 7 días, también tendremos que sumergirnos en la historia más antigua de la que se tiene registros.

El número siete no es particularmente intuitivo. A diferencia del número 24, se trata de un número primo, por lo cual dificulta si división en segmentos equitativos, algo útil para dividir tiempos y organizar tareas. Tampoco podemos dividir un año en semanas sin que sobre ningún día. La única razón matemática que podría atribuirse el hecho de que las semanas tengan siete días sería el ciclo lunar, que se suele redondear a 28 días, lo que supondría cuatro semanas. Pero aún tratándose de este caso, el hecho de que el ciclo lunar está por encima de los 28 días exactos, haría que pasadas pocas semanas se perdiera la sincronía entre el ciclo lunar y las semanas, careciendo estas de ese posible sentido matemático.


I: Ciclo lunar de Diciembre de 2005

Descartada inicialmente la razón matemática, nos tenemos que trasladar a la antigua Babilonia para buscar otra posible explicación. El pueblo babilónico es considerado la primera civilización en hacer un gran avance en el campo de la astronomía. Entre otras muchas cosas, fue el pueblo que introdujo los signos zodiacales, como constelaciones estelares visibles, así como los primeros que identificaron cinco de los planetas del sistema solar.

Los babilonios no establecían diferencia alguna entre el sol, la luna y los cinco planetas conocidos (Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno), y como los astros más importantes del firmamento, e identificaron cada uno de estos astros con una deidad. Tras ello, decidieron honrar a cada deidad en días consecutivos, resultando finalmente los siete días en los que agrupamos las semanas.


II: Tablilla Akkade

Algunas tablillas encontradas en la región babilonia, datadas en torno al año 600 a.C., determinaron que las semanas no únicamente fueron determinadas así. Además de dedicar un día de la semana a cada uno de los dioses, los babilonios también cuadraban las semanas dentro del ciclo lunar, provocando de este modo que la duración de las semanas variase. Las tres primeras semanas del ciclo lunar mantenían los siete días de duración, mientas que la última se alargaba hasta completar el ciclo lunar de 29,53 días, quedando así semanas finales de 8 o 9 días.

La composición semanal de los babilonios, fue tomada más tarde por la religión judía, la cuál introdujo en el Génesis (el libro de la creación de la Biblia) un mundo creado en siete días. Las civilizaciones griegas y romana también tomaron la semana de siete días, y en su caso siguieron identificando cada día, con cada uno de los astros del sistema solar (que también estaban a su vez identificados con deidades). De hecho, las lenguas latinas y anglosajonas han mantenido una estrecha relación entre los nombres de los días de las semanas y los nombres de los planetas:

Astro – Español – Francés – Inglés

Luna – Lunes – Lundi – Monday

Marte – Martes – Mardi – Tuesday

Mercurio – Miércoles – Mercredi – Wednesday

Júpiter – Jueves – Jeudi – Thursday

Venus – Viernes – Vendredi – Friday

Saturno – Sábado – Samedi – Saturday

Sun – Domingo – Dimanche – Sunday

Las posibles incongruencias visibles entre los nombres de los astros y los nombres de los días en las lenguas anglosajonas (como es el caso del inglés), también pueden ser explicadas como días que fueron dedicados a dioses de la mitología escandinava, pudiendo conectar de este modo a Wodin con Wednesday (miércoles), Thor con Thursday (Jueves) y Freya con Friday (viernes).

Fuentes y más información


Otras entradas que pueden resultar interesantes:




"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada