21 octubre, 2010

Sin semáforos, el tráfico circula mejor

Sin semáforos, el tráfico circula mejor: "

Es una vieja polémica y una duda que a muchos nos asalta, sobre todo si estamos retenidos en un atasco: ¿funcionaría mejor el tráfico si no hubiera tantas señales y semáforos? En la localidad británica de Portishead realizaron el experimento hace cerca de un año y el resultado fue sorprendente. Las calles, habitualmente atascadas y con problemas para coches y peatones, se despejaron como por arte de magia cuando apagaron los semáforos y la circulación se hizo fluida y agradable. En el siguiente vídeo podéis ver cómo reaccionan los habitantes del pueblo, encantados con la iniciativa.


Pinche aquí para ver el vídeo


“Pensaba que no iba a funcionar”, dice una señora, “pero todo el mundo se toma su tiempo, y se vuelven sensatos“. “No puedo creérmelo”, dice otra, “es absolutamente sorprendente. Hace unos días todo esto estaba atascado”. En general, la experiencia hizo que los conductores se hicieran más responsables y que prestaran más atención a los peatones, ya que no tenían que poner la atención en los semáforos. De hecho, el experimento fue tan exitoso, que los ingenieros de tráfico han decidido dejar las luces de los semáforos apagadas para siempre.


La idea de que el tráfico se hace más racional con menos señalización no es nueva. Su principal defensor, el ingeniero holandés Hans Monderman, definió una estrategia conocida como “Espacio Compartido” partiendo de la premisa de que las ciudades están exclusivamente diseñadas para los coches y que los espacios funcionan mejor cuanto más responsabilidad se deja a conductores y peatones y menos señales artificiales les distraen.


Su idea se puso en práctica de modo experimental en diversas localidades la Unión Europa entre 2004 y 2008, fecha en la que Monderman falleció. La iniciativa fue un éxito en todas partes, se redujo la velocidad media, bajó el número de accidentes y se mejoró la circulación gracias a que la gente se hace más responsable cuando debe negociar el espacio compartido por el que se mueve. Como estas cosas resultan difíciles de creer si no se ven, os dejo un ejemplo de una ciudad holandesa donde se puso en marcha una de estas experiencias, en el año 2002:


Pinche aquí para ver el vídeo


Como éste hay montones de vídeos en Youtube, sobre todo de los Países Bajos, donde podréis observar que el espacio compartido consiste en eliminar barreras como la separación entre aceras y carretera mediante bordillos, y “favorecer las interacciones humanas en lugar de las regulaciones artificiales”. El propio Monderman aseguraba que “estamos perdiendo la capacidad para ser socialmente responsables” y que “cuantas más normas ponemos, más gente cree que su responsabilidad personal es menor”. En resumen, si fomentamos la empatía entre los seres humanos, nos podemos ahorrar un montón de advertencias innecesarias. Venmos otro ejemplo, éste en Suiza:


Pinche aquí para ver el vídeo


Por supuesto, también hay críticos que ven a las teorías de Monderman algunos inconvenientes serios de seguridad, y sobre todo un serio inconveniente para personas como los ciegos, que sin límites claros de diferenciación de la calzada se desorientarían, y para los ciclistas, que tienen que pelear por un espacio con los coches.


Personalmente, no he tenido la ocasión de conducir en ninguno de estos espacios, pero mi experiencia al volante por el mundo me dice que Monderman tiene parte de razón. En EEUU, por ejemplo, muchos cruces no están señalizados y simplemente se cede el paso al primero en llegar, sin que suela haber problema de ningún tipo. Eso sí, como es cuestión de educación, puede que algunas sociedades aún no estén preparadas para algo así ¿Vosotros qué pensáis?


Más info aquí. También lo vio Retroklang Via Rocketboom

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada