18 octubre, 2010

5 sitios con rocas esféricas que parecen talladas

5 sitios con rocas esféricas que parecen talladas: "

En otra entrada conocíamos 10 lugares que parecen de fantasia (también en España), sitios del planeta que que presentan forman más propias de sueños surrealistas que de la realidad. Hoy, casi seguimos en la misma línea, pero esta vez, con lugares que gracias al fenómeno de concreción (acumulación en el seno de una roca de sustancias transportadas en disolución por el agua que luego endurecen) se muestran como un campo de rocas esféricas que parecen talladas. Son sitios que de hecho parecen intervenidos por el hombre, pero nuevamente, es la propia la naturaleza las que nos juega una broma:

1. Bowling Balls Beach

En Mendocino, California, existe en la costa hay un ejemplo notabla de rocas esféricas de concreción.

Cody and Maureen

Cody and Maureen

Cody and Maureen

Imagen Cody and Maureen

Peter Alfred Hess

A tres millas al sur de Point Arena, en la costa Sur de Mendocino, Bowling Ball Beach no necesita demasiada explicación por su nombre. Son cientos de rocas esféricas bastante uniformes en tamaño y forma visibles cuando la marea está baja.

 

2. Rock City, Minneapolis

Más rocas de concreción, ésta vez en Minneapolis, Kansas. En un espacio no demasiado extenso, más de 200 rocas de tamaños gigantes y con formas extravagantes:

shannonpatrick17

Shannonpatrick

shannonpatrick

La zona de Rock City, es un verdadero parque de rocas, en las riberas del río Solomon. En total, son tres grupos de rocas esféricas, designadas monumento nacional natural.

3. Cancha de bochas, en Ischigualasto, Argentina

Dentro del Parque provincial Ischigualasto, también conocido como Valle de la Luna, al norte de San Juan, Argentina, el fenómeno de rocas esféricas se repite en la llamada “Cancha de bochas”,

Pablo BD

Jorge Gobbi

Jorge Gobbi

Además de restos fósiles de dinosaurios en abundancia, y caprichosas formaciones rocosas, en el Valle de la Luna de Ischigualasto la rareza de la “Cancha de bochas atrae a miles de turistas cada año.

 

4. Koekohe beach en Nueva Zelanda

En nueva Zelanda, hay una playa salpicada con rocas esféricas que en función de nuestros parámetros paisajísticos, parecen fuera de lugar:

Imagen Sheila Thomson

Mike Goren

Sheila Thomson

Imagen Zelman Menashi

Se conocen como los cantos rodados de Moeraki, en la playa de Koekohe, Nueva Zelanda. Parecen misteriosos huevos gigantes que no son más que el resultado de una erosión paciente a lo largo de millones de años, por parte de las olas y la arena sobre rocas con alto componente de calcita. Las rocas por supuesto, inspiraron numerosas leyendas, entre ellas maoríes. La atención sobre éstas formaciones, perdura aún hoy, porque de ello, no son piezas fáciles de encontrar en el planeta. (Vía Kuriositas)

 

5. Arena Valley, Antarctique

En la Antártida, también ser repite el fenómeno de las rocas esféricas, esta vez en un sitio conocido como Arena Valley:

image

Imagen en irna.lautre / depts.washington.edu

 

Extra. Las esferas talladas de Costa Rica que no son naturales.

A punto de convertirse en Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO, las rocas esféricas dispersas por Costa Rica en despertado todo tipo de historias y teorías (no faltan las descabelladas): restos de la antigua ciudad de Atlántida, visitas extraterrestres o relaciones con lugares afines como Stonehenge

Imagen Graham Racher

otra http://www.flickr.com/photos/wanderlustg/170833738/

La realidad suele ser mucho menos rebuscada: las esferas de roca casi perfectas, según un equipo encabezado por John Hoopes, un profesor de antropología de la Universidad de Kansas, fueron talladas o picadas moliendo con algún tipo de herramienta. Las razonse por la que alguna civilización hizo este tipo de trabajo, es todavía terreno de las hipótesis: se trata de una cultura que posiblemente se extingue poco después de la conquista española, sin dejar ningún tipo de dato concreto. (Ver más información en inglés)

Si mencionas o copias la entrada, simplemente enlaza la fuente

"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada