13 octubre, 2010

Turbina de avión vs. coche (un clásico revisitado)

Turbina de avión vs. coche (un clásico revisitado): "Hasta las mentes menos despiertas saben que ponerse detrás de un avión cuando enciende los motores no es buena idea. Con la excusa de saber lo que se siente dentro de un tornado, los Cazadores de Mitos han vuelto a realizar la clásica prueba del coche contra la turbina, un truco que ya se ha hecho otras veces pero que siempre arroja resultado espectaculares. Y si no lo creéis, echad un ojo:


La prueba me sonaba de haberla visto otras muchas veces, así que me puse a bucear en busca de otras pruebas parecidas y encontré algunas igual o aún más espectaculares. Como no me gusta disfrutar solo de estas cosas, aquí os dejo unos cuantos ejemplos para quedarse con la boca abierta. (Seguir leyendo)

El programa de la tele alemana 'Mega-Clever', por ejemplo, realizó el truco con una furgoneta. El resultado, con la música del Danubio Azul, es hasta emocionante:


En el mismo programa, probaron antes con un coche en marcha. La fuerza de la propulsión lo levanta como si fuera una pluma:


Quizá la puesta en escena más espectacular la realizaron en el mítico programa 'Top Gear', donde pasearon un Ford Mondeo por la parte posterior de un 747. Se ve que les sabía a poco y probaron después con un Citroen 2CV y podéis imaginar cómo acaba la cosa:


Buceando en los archivos de Youtube, aparece también el primer vídeo de este tipo que yo recuerdo. La visión de esa furgoneta que acaba en el agua me sigue dejando sin aliento:


¿Y qué pasa si en lugar de un vehículo ponemos a una persona? En la isla de Saint Maarten tienen una pista pegada a la playa, famosa porque los aviones pasan junto a las cabezas de los bañistas. Cuando los aviones despegan, se ha puesto de moda colocarse en la trayectoria de las turbinas para sentir el zambombazo de aire que provocan.

Hay un montón de vídeos en la red, quizá éste es uno de los más espectaculares:


Para cerrar el círculo, volvemos a donde empezamos, el capítulo de Cazadores de Mitos dedicado a los tornados. ¿Qué pasa si ponemos a Adam Savage en la parte trasera de una turbina atado con una cuerda? El resultado merece la pena, aunque sólo sea por ver el casco de Adam, que lo mola todo :-)


Si te interesa saber más sobre turbinas, seguro que disfrutas con esta vieja entrada: Ese motor me viene... ¡grande! (Fogonazos)
"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada